Recolección de datos de salinidad de suelos en el valle del rio Chira

                                                               Por: Yonatan Tarazona y Martín Leyva

El valle del río Chira (Piura), presenta condiciones climáticas características originadas por la cordillera andina. Si la orogénesis no estuviera presente, toda la costa peruana no sería un ecosistema árido, sino presentaría el clima típico de la selva tropical sudamericana. Esta condición climática, exacerbada por la topografía del lugar y por las actividades humanas, afecta la sostenibilidad del uso del suelo y la seguridad alimentaria en toda la región.

La degradación de suelo es originada por un conjunto de factores, tales como: mal drenaje, riego no tecnificado y condiciones climáticas propias de la región. El valle del bajo Chira se ubica aproximadamente a 20 m sobre el nivel de la napa freática, de manera que el riego en la parte media y alta del valle  acrecentada por el mal drenaje, hacen que el nivel freático suba e incremente la concentración de sales, lo cual genera que las plantas pierdan su capacidad de captación de agua. Este problema se presenta en toda la costa peruana, donde el riego no tecnificado que se practica en los valles, acelera el problema de la salinización, que de por sí ya tienen problemas de suelos salinos por las condiciones climáticas de la costa peruana.

Como parte de la validación del trabajo de investigación sobre degradación de la tierra[1] a cargo del tesista Yonatan Tarazona, integrante del Proyecto PEER “Strengthening resilience on Andean river basin headwater facing Global Change”, integrantes del Programa Agua - Andes han recorrido parte del valle del bajo Chira en la provincia de Paita (Fig. 1 y Fig. 2), recolectando muestras de suelo a 20 cm de profundidad y tomando las coordenadas geodésicas (latitud y longitud) (Fig. 3), para posteriormente validar el Mapa de Degradación generado en base a data del sensor MODIS abordo del satélite Terra.

El equipo Agua - Andes salió muy temprano de la ciudad de Piura rumbo a los valles del río Chira en la provincia de Paita, llevando consigo: un GPS navegador con un margen de error de ± 10 m, para la toma de puntos in situ que nos permita validar información satelital; un termómetro infrarrojo, el cuál nos permitirá analizar la variación de la temperatura de un suelo salino de un no salino.

Se adquirió la mayor cantidad de información de los distintos tipos de coberturas (Fig. 4 y Fig. 5) para generar endmembers[2] o espectros puros de reflectancia, de manera que sea posible utilizar un método de clasificación adecuado para detectar suelos con problemas de salinidad. Las muestras de suelo serán analizadas en los laboratorios de la Facultad de Agronomía de la Universidad Pedro Ruiz Gallo de Lambayeque, institución que trabaja en colaboración con el Programa Agua - Andes.

[1] Endmember: Es la firma espectral característica de cada cobertura, es decir, es la  “huella digital” de cada superficie. 

[2]Degradación de tierra: Entiéndase como un proceso complejo y dinámico que depende de factores antrópicos, como la salinización del suelo por riego no tecnificado, erosión hídrica, erosión eólica, deforestación de bosques; así como la variabilidad climático con los eventos extremos como la sequía.

Añadir nuevo comentario