Una gran experiencia académica en la Universidad del Oeste de Inglaterra - Bristol

En Octubre del 2017, el British Council y Cienciactiva - Concytec anunciaron la primera convocatoria del Fondo Newton-Paulet “Researcher Links Travel Grants” en Perú. Este fondo, apoyado en recursos del Consulado Británico y Fondecyt, está orientado a financiar el desarrollo de investigaciones y capacidades de investigación en cambio climático, biodiversidad y agua, ello en cooperación con universidades del Reino Unido.

En enero del 2018, recibí la grata noticia de ser una de los afortunados ganadores de esta primera convocatoria para realizar una pasantía de 6 semanas en la Universidad del Oeste de Inglaterra (UWE, por sus siglas en inglés) con el proyecto “Gobernanza de agua en regiones de montaña: factores y respuestas adaptativas ante el cambio global”. Este proyecto tiene como objetivo general identificar y analizar las respuestas adaptativas para la gobernanza del agua en regiones de montaña, considerando factores políticos, económicos y ambientales del cambio global a partir del caso de la cuenca Cachi, en la región Ayacucho. Situar esta investigación en regiones de montaña, como Ayacucho, obedece a que dichos paisajes suelen ser escenarios considerados como fuente de recursos naturales, pero también de poblaciones vulnerables, que en situaciones extremas son las que sufren directamente los impactos del cambio climático.  En este blog, relataré mi experiencia académica en UWE y los primeros hallazgos de esta investigación que continúa en colaboración con Chad Staddon, Mark Everard y Sarah Ward. 

El trabajo previo entre el Programa Agua-Andes del CCA y UWE

El Programa Agua-Andes, a través del Centro de Competencias del Agua, y la Universidad del Oeste de Inglaterra (UWE) trabajan en cooperación desde el 2013 en el marco del International Water Security Network, una red que agrupa a universidades de América, África y Europa para el desarrollo de investigación en seguridad hídrica en los mencionados continentes y en Asia. Esta red es liderada por Chad Staddon, profesor asociado del departamento de geografía y gestión ambiental de la UWE. Dicho departamento, en donde realicé esta pasantía académica, desarrolla investigación de alta calidad para la gestión sostenible de recursos naturales a través de sus numerosos grupos y proyectos de investigación en temas como seguridad hídrica, calidad de aire y manejo y prevención de riesgos de inundación y sequía.

A su vez, el trabajo de CCA y Agua-Andes está orientado al entendimiento de la infraestructura ecológica como una medida de adaptación para asegurar la sostenibilidad del agua en regiones semi-áridas de los Andes peruanos. En dichas áreas se depende extensamente de las cabeceras de cuenca; no solo la población de grandes ciudades, sino también pequeños productores sufren los efectos de la falta de agua en los periodos secos, lo cual –usualmente- desencadena conflictos. Por ser un área que presenta casos de estrés hídrico, con gran parte de su población dedicada a labores primarias (especialmente en agricultura) pero que a la vez presenta un particular crecimiento urbano, y que se mantiene con altos índices de pobreza económica, delimité como caso de estudio la cuenca Cachi, ubicada en la región Ayacucho. A continuación, presentaré los primeros hallazgos sobre esta investigación.

Respuestas adaptativas para la seguridad hídrica en la cuenca Cachi: primeros hallazgos

Durante los últimos años, el incremento de la variabilidad climática ha afectado a las poblaciones más vulnerables, especialmente a quienes dependen directamente de recursos naturales para desarrollar sus medios de vida. Este es el caso de Ayacucho, donde el 50% de su población trabaja en el sector agrícola y el 65% de la tierra es cultivada por secano. A su vez, su población urbana se ha incrementado significativamente, especialmente en Huamanga, luego de un largo periodo de conflicto armado interno que arremetió, especialmente, contra los ciudadanos y ciudadanas quechua hablantes. Su incremento poblacional demanda una mayor producción de alimentos y el que sea de tipo urbano implica una mayor demanda de servicios de agua y saneamiento.

En este contexto, identifico dos respuestas adaptativas para la seguridad hídrica. La primera es la recuperación de prácticas tradicionales de manejo de agua, como la siembra y cosecha de agua. El origen de estas prácticas data del periodo pre-Hispánico, pero fueron abandonadas con el tiempo, especialmente durante la guerra civil y los consecuentes procesos de desplazamiento y migración. Al menos diez años después, dos ONG y comunidades campesinas, como Quispillacta y Chuschi, empezaron un intensivo trabajo para la recuperación de las prácticas de siembra y cosecha de agua, así como las actividades culturales que estaban asociadas a ellas. Estas prácticas, como la construcción de qochas, se desarrollaron con el objetivo de incrementar la retención de agua, su recolección y, al involucrar trabajo comunal, recomponer el tejido social a través de la gobernanza de agua a nivel local. Con resultados positivos, las prácticas de siembra y cosecha de agua han sido revaloradas y promovidas a través del Fondo Nacional Sierra Azul, implementado por el gobierno peruano en comunidades campesinas con el objetivo de promover su seguridad hídrica y contribuir a reducir la pobreza. En este punto, cabe mencionar que esta experiencia presenta similitudes con el caso de Rajastan y el Programa Mukhyamantri Jal Swavlamban Abhiyan (Misión de Autosuficiencia Hídrica) que promueve soluciones locales de recarga hídrica como parte de una visión para lograr, a largo plazo, soluciones para la sostenibilidad hídrica en Rajastan. Dicho caso ha sido desarrollado extensamente por Mark Everard, parte del equipo de IWSN en UWE.  

Una segunda respuesta a nivel de Cuenca es el trabajo en progreso para establecer un mecanismo de retribución por servicios ecosistémicos, ello con el propósito de financiar actividades de conservación, integrar infraestructura ecológica para la seguridad hídrica y fortalecer la gobernanza participativa del agua en la cuenca del río Cachi.

    

Comentarios finales

Esta pasantía me dio la oportunidad de iniciar una investigación en colaboración con investigadores de UWE. Los avances presentados fueron discutidos con investigadores e investigadoras de UWE, entre ellos Chad Staddon, Mark Everard y Sarah Ward, y de otras universidades de Reino Unido, como Verónica Strang (Universidad de Durham) y Jessica Hope (Universidad de Bristol), a quienes agradezco mucho por sus comentarios y sugerencias. Mi experiencia académica fue realmente placentera (especialmente por su biblioteca con atención las 24 horas, en caso tome algún tiempo acostumbrarse al cambio horario) y mi estadía fue fenomenal gracias a Wayne Powell y a los colegas del departamento de geografía y gestión ambiental en UWE. Finalmente, agradezco el apoyo del Fondo Newton, el British Council, Concytec, Cienciactiva y Fondecyt, que hicieron posible esta gran experiencia. 

Añadir nuevo comentario